El higo es una de las primeras frutas que comenzó a comer y recolectar el ser humano. Se tiene documentado su uso en la cocina ya en el siglo X a.C. De hecho, aparece retratado en la pirámide de Guiza, se sabe que fue un importante alimento en Grecia y Roma y es la fruta más mencionada en la Biblia (aparece hasta 20 veces en pasajes distintos). 

Y entre sus mejores acompañantes, el queso. Ideal con queso azul, con queso fresco, con Manchego, con pecorino, con parmesano… 

Aquí damos una deliciosa idea para combinarlo con queso Camembert. 

Ingredientes:

  • 1 queso tipo camembert. 
  • 4 higos.
  • Miel de mil flores.
  • Tomillo fresco.
  • Nueces.
 

Elaboración:

  • Coloca el queso sin cortar en un plato. Puedes hornearlo a 180ºC durante 5-8 minutos. O también meterlo en el microondas 3 minutos. 
  • Por otro lado, pela las nueces y pícalas para que queden en trocitos no muy grandes, no muy pequeños. Corta en 4 trozos los higos. 
 

Emplatado:

  • Utiliza un bonito plato, o incluso papel de alimentos (como en la foto), para presentarlo. 
  • Coloca encima las nueces, el higo cortado y vierte miel al gusto. Seguidamente ya puedes cortarlo para que salga el queso fundido. Adereza con unas ramitas de tomillo. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest